Sint-Walburgakerk

Esta iglesia barroca fue construida por los Jesuitas entre 1619 y 1642 en honor a San Francisco Xavier. Cuando se disolvió la orden en 1773, fue adquirida por la parroquia de Santa Walburga. La fachada de piedra natural está inspirada en la iglesia romana del Gesú. En el interior, el carácter barroco se reforzó con la presencia de bordes salientes, volutas, frontones y columnas rotas así como columnas que crean efectos de luz.